También puede seguirme en Twitter:

También puede seguirme en Twitter:

@Enmundos, para ser el primero en enterarte de la nuevas publicaciones. Y escribirme a mi correo www.viajaamundosparaleos@gmail.com



lunes, 12 de agosto de 2013

23...

121, 122, 123… se rinde, no hay manera. Respira hondo, suelta el aire. Tensa y relaja cada uno de los músculos de su cuerpo, tal y como le enseñó su padre. “Deja la mente en blanco, deja la mente en blanco…” se repite una y otra vez a si misma, “¿Qué narices estoy haciendo?, ¡no puedo dejar la mente en blanco!” Aprieta fuertemente los ojos en un intento de dormirse, pero ahí esta él otra vez. Su sonrisa, su mirada… Se da media vuelta en la cama y esconde la cabeza entre las sábanas. Son las cinco de la mañana y sigue despierta. Cuando se puso el pijama dispuesta a acostarse, ya sabía que no iba a conseguir conciliar el sueño. Le había confesado lo que sentía, había sido valiente y lo había hecho. La respuesta del chico: un beso suave en los labios… ¿Eso qué significa, un si o un no? Está claro que el siente algo por ella, pero ¿su sentimiento es tan fuerte como para empezar a salir? No lo sabe y eso no le deja dormir tranquila.¡Tiene que saberlo ya! Es impaciente y es muy consciente de ello, tiene que intentar relajarse… Esa tarde había sido muy especial, jamás olvidará ese día. 23… Ha sido como un sueño, pero a sido real. Lleva mucho tiempo esforzándose para hacer realidad su sueño. Parece demasiado bueno para ser cierto. Abre los ojos y contempla las agujas del reloj moviéndose muy lentamente. Tic, tac, tic, tac… El cansancio acumulado le invita a dormirse poco a poco. Irremediablemente el sueño le invade… El pitido de su móvil indicándole que tiene un mensaje nuevo la despierta. Se incorpora soñolienta y coge el móvil con los ojos prácticamente cerrados. ¡Es él! No puede ser… Pero si lo es. Le ha dejado un mensaje: “Buenos días pequeña, no he podido dejar de pensar en ti.” Una gran sonrisa se dibuja en su cara. La realidad en ocasiones es como un sueño, pero eso no la hace menos real. Sólo recuerda: nada es imposible…

No hay comentarios:

Publicar un comentario