También puede seguirme en Twitter:

También puede seguirme en Twitter:

@Enmundos, para ser el primero en enterarte de la nuevas publicaciones. Y escribirme a mi correo www.viajaamundosparaleos@gmail.com



martes, 11 de marzo de 2014

Sentimiento en cada movimiento



Trece años bailando, sintiendo la necesidad de desahogarme mediante pasos de baile. Convirtiendo cada movimiento en un sentimiento.
Pocos bailarines consiguen vivir de su gran pasión, es un mundo como muchos otros que no valorado como es debido.
Miro la plaza Castilla, desde mi ventana, mientras saboreo  un café a primera hora de la mañana. Años ahorrando para poder alquilar aquel pequeño apartamento han merecido la pena. Noto como unas grandes manos acarician mis brazos con dulzura y alguien me dice al oído como cada mañana: “hoy lo conseguirás”, me besa en la frente y camina hacia la puerta. Corro hacia él y le doy un último beso antes de que salga por la puerta.
Me recojo el pelo en una larga coleta y cojo mi bolso. Cada día voy con más ganas a las clases. Ganar algo de dinero dando clases de lo que te apasiona ayuda a levantarte cada día con alegría. Doy la clase con una inmensa sonrisa, aconsejando a cada uno de mis alumnos como ejecutar bien un paso y exigiéndoles cada día un poco más, haciéndoles darse cuenta de que pueden superarse.
El timbre suena y después de tres clases seguidas recojo mis cosas.
-Señorita, hay algo que tengo que comentarle.- la directora se acerca a mi con ese aire de elegancia que le caracteriza y arrasa allá  por donde pasa.
-¿Si?
-Hay un nuevo casting. Puede que te interese, aunque las posibilidades son una entre más de un millón.
-¿Enserio? No me importa lo difícil que sea.- abro mucho los ojos y el corazón se me acelera a una velocidad vertiginosa.
-La cantante Beyoncé comenzará su nueva gira dentro de un año. Va a comenzarla sorprendentemente aquí en Madrid. Y quiere dar oportunidad a los españoles de participar en el casting. Por lo que una de las convocatorias será aquí. Tras él una serie de españoles serán escogidos para un último casting en Nueva York donde serán seleccionados por la propia cantante. Los afortunados, deberán mudarse allí durante diez meses para preparar las coreografías y las puestas en escena y pasarán tres meses de gira por  todo el mundo.

No puedo ni respirar ante la idea de conseguirlo. Sería un sueño cumplido, hecho realidad. No dudo si quiera un segundo y pregunto toda la información posible.
Salgo a la calle dispuesta a comerme el mundo. Tengo un mes para prepararme. Me parece poco para algo tan importante, pero sacaré tiempo de donde no lo hay. Llego a casa y tiro las cosas sobre la cama, corro al minúsculo salón y aparto lo más posible los muebles y el sofá. Pienso poner un espejo y convertirlo en mi lugar de ensayo cuando la academia cierre y no tenga donde bailar. Pienso bailar hasta rendirme, sin cansarme y hacer algo innovador que guste y me de una pequeña oportunidad. Los días pasan y compagino como puedo las clases, la universidad y bailo por las noches. De vez en cuando él se levanta, me prepara un café mientras yo sigo bailando. Me acompaña cuando descanso apenas un segundo y me anima a seguir adelante. Aunque a veces me cueste y el cansancio pueda conmigo.
El día del casting llega, y sin poder creérmelo paso al siguiente nivel. Hago las maletas e inmersa en un mundo que pienso que no es el mío, parpadeo y estoy ahí, delante suyo. Delante de la persona que más admiro, apunto de demostrarle como mejor sé que valgo para esto. Bailo sin pensar, dejando que sean los sentimientos los que me guíen, dejando que mis  días de cansancio acumulado merezcan la pena.
La música termina y las lágrimas brotan de mis ojos.
Una oportunidad entre un millón, una persona entre un millón. Pero a veces los sueños se cumplen, porque si crees en ellos con muchísima fuerza,  estás más cerca de hacerlos realidad.

1 comentario:

  1. Nunca dejes de soñar y mucho menos de escribir. Un besazo desde Salamanca de tu tía María ;)

    ResponderEliminar